logo-1

Área de Medioambiente y Energía para América Latina y el Caribe.
  
rss
Inicio > Ozono y Químicos > México: Prácticas gestión ambiental y eliminación adecuada de PCBs
 

arbolito

 

México: Prácticas gestión ambiental y eliminación adecuada de PCBs

Se estima que el inventario nacional de materiales que contienen PCB (policlorobifenilos) es de 31 mil toneladas por encima de lo permitido legalmente aproximadamente. Esto indica que el país se esta viendo afectado por contaminación de PCB, siendo aún más alarmante el hecho de que las zonas de concentración han sido detectas en áreas altamente pobladas y vulnerables - i.e. hospitales, pozos de agua comunales, centros educativos, etc.

argaiv1859

Los PCB son una serie de compuestos organoclorados utilizados hasta mediados de 1970 como aislantes para equipos eléctricos - i.e. transformadores, interruptores, condensadores y termostatos. Estos compuestos químicos poseen un alto potencial de contaminación, debido a que los desechos de estos químicos son altamente adherentes al agua, por lo que puede ser absorbido fácilmente por peces y mariscos, y eventualmente por los seres humanos.

Considerando el grado perjudicial de la contaminación por PCB, el Gobierno de México y el PNUD, en colaboración con SEMARNAT (Secretaría de Medioambiente y Recursos Naturales), y con financiamiento del GEF, dieron inicio en el 2009 al proyecto para contrarrestar la amenaza para la salud humana por exposición a los PCB mediante el establecimiento de un marco legal que permita el fortalecimiento de capacidades, actividades de sensibilización social y establecimiento de esquemas piloto para lograr un manejo adecuado y rentable de los PCB. Igualmente se espera que el proyecto contribuya a eliminar 3,215 toneladas de PCB, que constituyen aproximadamente el 10.6% de la estimación total del inventario restante nacional.

 

Logros

Durante la primera fase de verificación del inventario se hallaron aceites compuestos de PCB en aproximadamente 5.7% de los 1,900 transformadores que fueron analizados en 618 sitios ubicados en 19 estados del país. Esto indica que todavía podría haber más de 45,000 toneladas de materiales compuestos de PCB en el país. Sumado a esta problemática, la mitad de las muestras de PCB se extrajeron cerca de zonas vulnerables: hospitales, pozos de agua comunales, establecimientos de proceso de alimentos, y centros educativos.

El proyecto ha propuesto la realización de una norma técnica estándar sobre el manejo de PCB que enfatice el control en talleres de mantenimiento eléctrico a nivel municipal y provincial con el fin de asegurar el manejo correcto de los aceites de PCB, evitando las malas prácticas de gestión que resultan en una mayor contaminación cruzada por los transformadores de PCB en México. Esta norma ha sido presentada a las autoridades federales para su revisión y aprobación.

También, las actividades del proyecto realizadas en áreas piloto permitieron determinar que la contaminación cruzada causada por las malas prácticas de los talleres es la principal fuente de la existencia de materiales que contienen PCB. Por tal motivo, el proyecto desarrolló un documento de recomendaciones dirigido hacia pequeñas y medianas empresas (PYMES) sobre el manejo de sus transformadores eléctricos, exhortando a estas empresas a seleccionar los servicios de talleres de mantenimiento que asuman la responsabilidad y que tomen las medidas necesarias de corrección en caso de que se detecte contaminación por estos compuestos químicos.

El proyecto analizó las prácticas de manejo de residuos peligrosos en siete talleres de mantenimiento, y se formularon recomendaciones para disminuir los riesgos por exposición para los empleados que manejan materiales que contienen PCB, y para igualmente asegurar en general el manejo adecuado de PCB y otros residuos peligrosos en estas instalaciones. Estas recomendaciones fueron perfeccionadas sobre la base de la experiencia en la formación de más de 40 trabajadores de estas instalaciones, dando como resultado la elaboración de la "Guía de mejores prácticas de técnica para talleres de mantenimiento eléctrico".

Por otro lado, estudios previos realizados por SEMARNAT hallaron que en la comunidad de San Felipe Nuevo Mercurio, estado de Zacatecas los habitantes poseen altos niveles de PCB en la sangre. El proyecto pudo confirmar luego que las personas de esta comunidad utilizaban barriles - previamente usados para alojar aceites de PCB importados ilegalmente - como materiales de construcción y como recipientes para recolectar agua. El proyecto eliminó y remplazó 252 toneladas de materiales que contienen PCB como parte de los esfuerzos de concienciación y divulgación en esta pequeña comunidad.

Por último, los altos costos de eliminación de pequeñas cantidades de PCB representan una barrera para las PYMES que por ende no pueden sacar ventaja de las economías de escala con respecto a los costos de transporte, almacenamiento provisional, descontaminación y destrucción de estos compuestos químicos. Por lo tanto, el proyecto ha ideado un sistema de gestión de PCB que contempla diferentes acciones, desde la identificación de PCB, su almacenamiento y transporte seguros hasta de su destrucción y recolección de información adecuada para el gobierno. Este Sistema Integrado de Gestión de Servicios de Información (SGSI) también incluye la creación de capacidades a las autoridades de inspección y laboratorios de análisis, así como estrategias de sensibilización y comunicación; lo que permitirá que un gran número de poseedores de PCB logren acumular sus residuos y eliminarlos a un costo razonable.

A través del SGSI 33 toneladas de transformadores y aceites contaminados han sido destruidos directamente, otras 30 toneladas han sido destruidas a través de las empresas, 252 toneladas de materiales contaminados en la pequeña comunidad y 337 toneladas incorporadas en el registro oficial. Los resultados hasta ahora demuestran que el costo unitario de la destrucción de desechos de PCB combinado es 25% menor que anteriormente al proyecto, asemejándose al coste de los poseedores de grandes equipamientos que contienen PCB como la Comisión Federal de Electricidad de México (CFE).

Hasta la fecha la experiencia del proyecto demuestra que, con el fin de gestionar de forma sostenible el uso y la destrucción de PCB sin daño para la salud humana y el medioambiente, es importante adoptar un enfoque global de los problemas, sobre todo teniendo en cuenta el tamaño del país y la dispersión del material contaminado. Es importante que las actividades de eliminación sean económicamente viables y que exista un entorno normativo favorable. La participación activa y mayor sensibilización de las PYME y los operadores de zonas vulnerables contribuirán a garantizar la erradicación del uso ilegal e inadecuado de los materiales que contienen PCB, así como el control de las actividades de mantenimiento para evitar una mayor contaminación cruzada. Los resultados del proyecto ayudarán a la SEMARNAT en la aplicación de la gestión adecuada de los PCB a escala nacional.

 

 

teamwork7